Senda Fluvial del Nansa

Portada » Blog » Senda Fluvial del Nansa

La Confederación Hidrográfica del Cantábrico ha acondicionado las antiguas sendas de pescadores que recorrían la ribera del río Nansa, uno de los ríos salmoneros más importantes del Cantábrico.

Por eso no sorprende encontrar en el recorrido algunas infraestructuras que recuerdan esta actividad, como pequeños refugios y pasarelas o tirolinas que permitirían el cambio de orilla.

El acondicionamiento incluye una serie de pasarelas de madera que ha permitido acceder a zonas de gran belleza e interés que permanecían inviables.

Son unos diez kilómetros sin más dificultades que varios tramos de escaleras que son un gran inconveniente para la bicicleta. En periodos de crecida algunos tramos de la senda pueden quedar anegados aunque se pueden salvar utilizando recorridos alternativos. La senda transcurre por espacios pertenecientes a la Red Natura 2000 (LIC del Valle del Nansa).