El Jubileo

Portada » El Jubileo

Término de etimología latina, iubilaeus, significa “gran alegría” y hunde sus raíces en el mundo del Antiguo Testamento, en el vocablo hebreo yovel, ‘cuerno de macho cabrío’, con cuyo sonido, cada 50 años, comenzaba el año jubilar en honor a Yahvé durante el cual la tierra reposaba, las posesiones eran restituidas y se liberaba a los esclavos.

En el mundo católico el Jubileo es la celebración de un período de reconciliación con Dios en el que se conceden gracias espirituales concretas (indulgencias) a los fieles que cumplen determinadas condiciones.

Siete son los lugares que cuentan con el privilegio de celebrar a lo largo de un año un Jubileo in perpetuum, es decir, que sucede de manera regular. Todos ellos han sido autorizados por una bula papal y están vinculados a reliquias de especial relevancia y un camino de peregrinación. Son los de:

  • Jerusalén, en honor a los santos lugares, en especial al Santo Sepulcro donde Jesucristo fuera enterrado y resucitará.
  • Roma, como lugar santo al albergar las tumbas de San Pedro y San Pablo.
  • Santiago de Compostela, en honor al sepulcro del Apóstol Santiago el Mayor siempre que su festividad, 25 de julio, coincida en domingo.
  • Santo Toribio de Liébana, en honor al Lignum Crucis, siempre que la festividad de Santo Toribio, 16 de abril, coincida en domingo.
  • Caravaca de la Cruz (Murcia) desde 1998 en honor de la Cruz de Caravaca y se celebra cada siete años a partir del año 2003.
  • Urda (Toledo) desde 1994 en honor a la Sagrada Imagen del Santísimo Cristo de la Vera-Cruz, siempre que la festividad del Santo Cristo, 29 de septiembre, coincida en domingo.
  • Valencia desde 2014 se celebra cada cinco años en honor al Santo Cáliz.

Más información
Contenido relacionado

Un camino con historia

El Lignum Crucis