Alternativas y variantes del Camino Lebaniego

Portada » La ruta » Alternativas y variantes del Camino Lebaniego

El Camino Lebaniego conocido por su belleza natural y por ser un camino de significado espiritual, ya que lleva a los peregrinos hasta el Monasterio de Santo Toribio de Liébana, donde se conserva el Lignum Crucis, el trozo más grande de la cruz en la que se cree que fue crucificado Jesucristo.

Hay varias variantes del Camino Lebaniego, cada una con sus propias características y puntos de interés. Algunas de las variantes más conocidas son:

Alternativa por la senda fluvia del Nansa ( hasta Cades)

Longitud: 25,52 km (total tramo). 
Desnivel: +501 m y -424 m.
Track: descargar

Si no tenemos intención de pasar por Cabanzón, lo que obliga a caminar después un par de kilómetros por carretera, tenemos la oportunidad de continuar por la Senda Fluvial. Para ello, unos 500 metros después de cruzar el puente sobre el río Nansa, abandonamos el Camino Lebaniego y continuamos al lado del río hasta poco antes del desvío hacia Puente del Arrudo, donde reencontramos el camino oficial. 

Una ventaja de esta alternativa es que, si se pretende pernoctar en el albergue de Puente del Arrudo no hay que llegar hasta Cades, pues se pasa casi enfrente. La desventaja es que no se conoce la torre de Cabanzón.

Cada variante del Camino Lebaniego ofrece una experiencia única, pero todas comparten el mismo destino final: el Monasterio de Santo Toribio de Liébana, donde los peregrinos pueden venerar el Lignum Crucis y experimentar la rica historia y espiritualidad del lugar.

Alternativa de Cades a Cicera por la Sierra de Arria  

Longitud: 14 km .
Desnivel: +974 m y -566 m
Trackdescargar

El largo trayecto por asfalto hasta Lafuente se puede evitar atravesando la sierra de Arria. Es un tramo precioso y muy variado, pero es muy difícil de seguir si no se tiene una sólida experiencia en orientación o se cuenta con un track. Además, salva un gran desnivel. Ni que decir tiene que hay que olvidarse de esta alternativa en caso de niebla o mal tiempo, pues en más de doce kilómetros no se pasa por ningún núcleo habitado. 

Este camino alternativo parte de Cades por una pista hacia el sudoeste con unas rampas bastante fuertes. A poco de empezar y después de pasar una línea eléctrica, dejamos a nuestra izquierda una pista que retorna a Cades. Medio kilómetro después la pista se bifurca. Continuamos por la izquierda, orientándonos decididamente al sur y luego al oeste. Al llegar a la altura de un gran prado circular rodeado por un muro de piedra (Los Estrabales) se abandona la pista por un camino a la izquierda que en un continuo sube y baja nos llevará hasta los invernales de Hedillu (desde este lugar se consiguen unas preciosas vistas de mar Cantábrico). 

Sobreviene después un pequeño descenso hasta la cabecera del arroyo La Tarmá que precede al tramo más duro de esta alternativa: la subida al collado de Arria, situado a 884 metros de altitud. Hay que superar quinientos metros de desnivel en unos tres kilómetros. El primer tramo de la subida se efectúa por una pista que muy pronto hay que abandonar para tomar a la derecha un antiguo camino en el que todavía se pueden apreciar restos de empedrado. Continuamos ascendiendo y dejamos atrás la zona arbolada y el antiguo camino para afrontar el último tramo hasta el collado con una pendiente considerable. El descenso es vertiginoso por un sendero técnico, pero bien marcado que llega hasta las invernales de Lafuente y de ahí, por pista, al collado de Hoz donde se reencuentra con el Camino oficial. La distancia desde Cades al collado de Hoz es de 11,7 kilómetros. El desnivel positivo es de casi 1000 metros.

Alternativa desde Lebeña a Santo Toribio por el Camino viejo

Longitud: 13,10 km. 
Desnivel: +459 m y -510 m. 
Track:  descargar

Desde Lebeña se puede continuar por el camino Concha la Cova o Camino Viejo, uno de los antiguos caminos de entrada en el Valle de Liébana cuando no existía la carretera que transcurre por el Desfiladero de la Hermida. 

Es un camino realmente bello, espectacular por el paisaje que le rodea y que en sólo 3,27 kilómetros llega al pueblo de Castro Cillórigo acortando seis kilómetros al itinerario oficial y un buen montón de metros de desnivel. El camino está marcado como sendero de pequeño recorrido (PR-S3) y también tiene flechas rojas repintadas hace pocos años. Una vez dentro es fácil de seguir —si bien hay bifurcaciones que no tiene señales— pero encontrar el comienzo no es fácil. La señal que indica como tomarlo está en un pequeño aparcamiento y no es fácil verla. En el cartel se advierte que se trata de un sendero con tramos rocosos sólo apto para excursionistas con experiencia. 

En caso de duda, nada mejor que preguntar a un paisano. Esta alternativa al camino oficial —que muchos peregrinos recomiendan por la belleza del recorrido y por el ahorro de tiempo que implica— utiliza una pista cementada que sube hacia el sur en empinadas curvas por la ladera de Peña la Ventosa. Aparecen varias desviaciones y hay que seguir siempre el camino más marcado.

Tras ganar altura, el camino avanza hacia el desfiladero por un encinar hasta pasar por un collado reconocible por una torreta del tendido eléctrico. Un poco más adelante se llega a una horcada donde hay que desviarse a la derecha para bajar entre encinas y rocas tomando como referencia las torretas eléctricas.

Comienza el tramo más complicado del camino pues éste atraviesa placas de roca que pueden ser muy resbaladizas cuando están mojadas y en un tramo se pone bastante empinado. Todo este sector ha sido protegido con un pasamanos.

El paisaje es de una belleza abrumadora, con el desfiladero a nuestros pies y la imponente mole gris del pico Agero ocupando todo el horizonte por el norte. El camino continúa por la ladera, entre encinas y enebros, hasta salir del desfiladero y bajar a la carretera. Hay que seguirla unos metros antes de cruzarla para tomar un camino que pasa por la trasera de La Ventosa. Un puente nos permite pasar a la ribera izquierda del Deva.

Castro está inmediatamente encima y para llegar a él hay que superar una corta pero empinada rampa. Poco antes de entrar en el pueblo aparece un desvío a la izquierda que desciende de nuevo al nivel del río. En un kilómetro pasaremos por delante de la ermita de San Francisco donde reencontraremos el Camino oficial procedente de Cabañes y Pendes. Veremos también señales del GR-71 que comparte la Ruta Asturiana procedente de Sotres.

Con el Camino oficial se convive durante casi dos kilómetros (inevitablemente habrá que utilizar un pequeño trecho la carreterilla de Pendes), exactamente hasta el punto en el que aquél cruza el río Deva para ir a Tama. 

Alternativa de Allende a Cabañes por el barranco de Rubejo

Longitud: 12,62 km (de Cicera a Cabañes por el barranco de Rubejo). 
Desnivel: +726 y -674. 
Trackdescargar

Al lado de la ermita de Santa Eulalia, en el lado oeste de Allende, arranca una senda que discurre por el fondo de la vaguada del río Rubejo o Robejo. Pese a su aspecto antiguo, la ermita es «moderna». Se construyó a mediados del siglo pasado para sustituir a otra en ruinas. A su lado podemos ver un poste con una placa verde y una flecha y también algunas flechas rojas pintadas en árboles y piedras que delatan la calidad de variante del Camino Lebaniego.

Dejando atrás la ermita aparece ante nosotros el Pico Aliago, cerrando el sur la garganta del Rubajo en la cual entraremos en breve. Al llegar a ella, el sendero, bastante ancho hasta el momento, se estrecha extraordinariamente, y en algunos tramos no es más que un hilo marcado entre los muretes de la derecha y la ladera que baja hacia el río.

Caminamos rodeados de una frondosa vegetación que llega a formar túneles. No cabe duda de que es un buen camino para hacer en verano. Después de un rato bajando llegamos al río, más bien un torrente. A los pocos metros de caminar junto al cauce lo cruzamos por un puentecillo y comenzamos a subir, ahora con el río a nuestra derecha. En esta ladera sombría, el musgo cubre las rocas y los troncos de los árboles.

En algunos tramos, la roca madre parece haber sido tallada o, incluso, asemeja un empedrado. Mucho más arriba volvemos a cruzar el río por otro puente de madera. Algunas pequeñas cascadas amenizan la excursión y ofrecen la excusa para parar y dar cuartelillo a las piernas, el corazón y la cámara fotográfica. Entre una vegetación exuberante y el arrullo del río llegamos a una bifurcación donde hay varias señales y un pequeño panel con un mapa que describe una excursión circular.

Si seguimos por el camino principal llegaremos a Cabañes. Si no deseamos pasar por allí continuaremos por la trocha de la izquierda que nos sacará de la canal para llevarnos hasta la Castañera de Pendes o Habario, una amplia zona de pasto con castaños milenarios donde también se enlaza con el camino oficial.

Una vez aquí podemos continuar por el asfalto hasta Pendes —camino oficial— o bajar por una senda que comienza al otro lado de la carretera que ataja tres curvas. Hay que tener cuidado para no seguir hacia el sudeste por una pista que lleva al collado Arenas. Pronto llegaremos de nuevo a la carretera.

Alternativa de Pendes a Potes  por Rubejo y el camino de Campañana

Longitud: 13,10 km. 
Desnivel: +459 m y -510 m.
Track:  descargar

La última etapa del Camino Lebaniego «oficial» tiene dos tramos de carretera que se pueden evitar. El primero, entre Cabañes y Pendes, no es significativo, pues el tráfico es poco menos que existente, pero el segundo es por el arcén de la N-621 que lleva siempre bastante carga de coches y puede ser peligroso.

El primero se puede esquivar yendo hacia la cabecera del barranco del río Rubejo y subiendo después directamente hasta El Habario. El segundo también es fácil de sortear. En el punto en el que el Camino oficial atraviesa el río Deva para dirigirse a Tama podemos continuar de frente por el camino de Campañana, una pista asfaltada que conduce hasta Potes sin interrupción y con mucha más tranquilidad que por el arcén de la carretera, por lo que no se entiende por qué no se ha señalado por aquí el camino oficial.

El punto en el que se toma está señalado con una rústica flecha roja en el mismo mojón que marca el camino oficial, y en el pretil del propio puente. Después no tiene pérdida. En él veremos señales del GR-71 y de los senderos de pequeño recorrido PR-S3 y S4. Potes b Santo Toribio. 3 km

Alternativa Camino Lebaniego por Colio

Distancia: 11.23 km
Desnivel: +477 m, -553 m
Trackdescargar

Desde el pueblo de Colio el recorrido es más bello, porque transcurre por una zona más alta del Valle de Liébana y tiene menos asfalto. Por el Camino Lebaniego “oficial”, de Cabañes a Santo Toribio, hay 12 kms de los que 4 kms transcurren por camino y 8 kms por asfalto.

En esta ruta alternativa del Camino Lebaniego, desde el pueblo de Colio hay 11,20 km a Santo Toribio de los que 5,20 kilómetros son por camino y 6 km por asfalto. En todo el recorrido el paisaje es excepcional. Merece la pena también por la posibilidad de disponer de un alojamiento confortable, amplio, muy bien equipado: los Apartamentos los Picos de Europa.

Otra ventaja que tiene esta ruta es que nos deja en el extremo del pueblo de Potes más próximo a la carretera que nos lleva al andadero por el que alcanzaremos el Monasterio de Santo Toribio.

Más información
Contenido relacionado

Camino Lebaniego en bicicleta

Camino Lebaniego corriendo: el Desafío Cantabria